El sábado las Fighters recibían en Oropesa a las Panteras del CPL Valladolid, partido muy igualado que se decidió en pequeños detalles, algo de suerte para las pucelanas y algunas faltas dudosas para ambos equipos. El club quiso reivindicar su apoyo a las mujeres que son objeto de la violencia, y lo hizo con la imagen de cada una de las chicas portando un globo morado en el saludo inicial.

El marcador no se abrió hasta bien pasados 17 minutos del comienzo del partido, donde Ana de Saja conseguía batir a Paqui con un pase de Shauny Ortega. Minutos después y tras una dudosa falta que dejaba a las vila-realenses en inferioridad, Julia Fouz anotaba el segundo y a cinco minutos para terminar la primera parte, Ana Ucedo contestaba con el gol que cerraba el primer parcial, dejando el marcador con un 1-2 para el descanso.

En la segunda parte continuó la igualdad y empezó la mala suerte para las nuestras. El tercer gol llegó botando tras un rebote sobre una de las defensas, que la portera, Paqui Aparici no consiguió atajar. Las locales seguían intentándolo sin conseguir materializar. Dos faltas seguidas, una de Mar Sos y otra de Carla Anglés, las dejaron con dos jugadoras en pista, ocasión que aprovecharon las vallisoletanas para anotar el cuarto y el quinto gol. Aun con esto, las de Vila-real continuaron peleando hasta el final, pero nuevamente tras otra falta, Lucía Ruiz conseguía cerrar el marcador con el 6-1 final.

El próximo sábado las chicas viajarán a Palma para enfrentarse a su parseguidor, el Espanya HC. Tres puntos que, si se consiguen, darán un empujón al equipo después de los últimos partidos, en los que se juega bien pero sin conseguir el resultado deseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú